3 consejos para sentirte mas libre

¿Cómo puedo ser más libre? La libertad ya sabemos que no es hacer solo lo que deseo, sino que para mí la libertad es la capacidad de sentirme coherente con la persona que quiero ser en función del momento que estoy viviendo. Es decir ser libre a veces tendrá que ser madrugar muchísimo aunque no me apetezca, pero sí que tendrá que ser madrugar mucho porque realmente es el tipo de persona en el que me quiero convertir o es un medio para conseguir un objetivo que quiero vivir.

Para mí la libertad es fundamental, porque la mayor parte de nuestras decisiones están motivadas por factores externos que pueda decir los demás de mí, ¿que puede pasar si fracaso?, ¿que puede pasar si las consecuencias de fracasar me hacen sufrir?. Hay tres motivos fundamentales por los que no somos libres y hoy vamos a enfrentarnos a esos tres motivos y vamos a ver cómo podemos convertirnos en personas más libres, vamos a perder el miedo a sufrir, vamos a perder el miedo a lo que los demás puedan decir de nosotros y vamos a perder también el miedo a ser honestos con esa forma de comunicarnos.

Porque por supuesto en la libertad también juega un papel fundamental la comunicación y empezaremos por ahí por la honestidad porque si algo me ha encontrado habitualmente tanto cuando estoy haciendo formaciones profesionales a directivos a empresarios, como cuando estoy trabajando con un ámbito más particular, lo que me encuentro es que muchas veces el principal problema para no sentirme cómodo con alguien, para no sentirme libre delante de alguien, es precisamente el miedo a comunicar lo que siento, el miedo a que lo que siento sea algo con lo que la otra persona no lo cuenta, algo demasiado especial, algo a generar un impacto de una intensidad distinta a la que me gustaría.

Honestidad en comunicación, comunicar exactamente qué es lo que quiero, qué es lo que me genera, qué es lo que estoy buscando de ti, nos puede abrir muchísimas barreras y sobre todo nos va a quitar esa presión de tener que adoptar un rol o tener que comunicar exactamente lo que la gente espera de mí, yo no tengo que pensar lo que siento, por tanto me sentiré mucho más libre si me acostumbro y me adapto y comunico siempre algo genuino, algo honesto, algo real.

Esto significa que tengo que decir a la gente oye te estas poniendo más gordo, no, un buen comunicador adapta su mensaje a las necesidades del público pero sus mensajes siempre tiene que ser genuinos, siempre tiene que ser verdad, la honestidad conmigo y con los demás es la primera clave para ser libre.

La segunda clave es perder el miedo a las emociones negativas, muchas veces no tomamos decisiones por el miedo a fracasar, igual que no comunicamos lo que sentimos por el miedo a ser rechazados, creemos que evitar la frustración, evitar el sufrimiento, evitar la decepción, son cosas que nos van a llevar al éxito. Cuando estoy convencido que sabréis identificar momentos de vuestra vida que han sido exitosos o que nos hacen sentir satisfechos y que precisamente nacen de esa tensión o de esa incomodidad o de ese sufrimiento incluso, de ese esfuerzo que hemos tenido que hacer para conseguirlos.

Véase comunicarle a alguien que te gusta, vease tomar una decisión empresarial distinta y tener que romper con un socio, véase tener que echar una bronca cañera a un compañero de trabajo porque no está cumpliendo las expectativas o los compromisos que había establecido contigo. Es decir el sufrimiento, la frustración no tienen por qué ser negativos no podemos intentar construir un camino evitando los porque, por lo tanto estaremos evitando el crecimiento, todo proceso de crecimiento viene de ese sacrificio, de esa tensión, de esa incomodidad. No huyamos de esa incomodidad, porque si no estaremos huyendo de todas las decisiones que nos pueden generar cambios bueno.

Tercer punto y no vamos a profundizar mucho en este porque ya lo vimos en otro artículos, es las expectativas del otro, es bastante probable que yo podría plantearme el hecho de bueno un psicólogo no tiene blog, o un un formador no tiene videoblog o un formador para empresarios no debería hacer bromas en sus cursos o no debería llevar pendiente o debería tener otro estilo o su forma de comunicarse debería ser menos cercana. Es decir podría plantearme qué es lo que espera el otro de mí para actuar en consecuencia, pero eso me quita libertad, porque eso me quita ser la persona que realmente soy, es un apartado que ya hemos visto en otros artículos, para mí es fundamental.

No podemos construir nuestra realidad intentando satisfacer las expectativas del otro, porque el otro no tiene por qué esperar de mí lo que realmente soy. El ejercicio de esta semana es que seas libre, así que me gustaría que la siguiente vez que tengas que tomar una decisión, te plantees estoy tomando esta decisión siendo honesto con la gente, estoy tomando esta decisión por miedo a sufrir, o estoy tomando esta decisión por lo que la gente pueda esperar de mí este año.

Que todos seamos más libres, y más honestos.