Como ser seguro y no parecer arrogante

Vamos a hablar de un tema súper interesante ¿qué es para ti la diferencia entre la arrogancia y la seguridad en uno mismo? es algo que la agente confunde mucho. Una respuesta muy acertada es algo así como que la arrogancia es con respecto a los demás, que intentas transmitir a los demás y que la seguridad es una sensación para uno mismo.

Otras personas a las que les he preguntado han hablado de que unos caen más simpáticos, otros menos simpáticos, otro tienen carisma. El principal diferenciador entre seguridad en uno mismo y arrogancia, ese factor, es la humildad. La humildad es la diferencia entre arrogancia y la confianza en uno mismo.

Al final las personas que confían en sí mismos, seguras de sí mismas, sienten que van a ser capaces de enfrentarse e incluso superar los obstáculos a los que se tienen que enfrentar. Pero saben que para ello van a tener que esforzarse, van a tener que seguramente crecer para salvar los obstáculos y además entienden que puede tener hasta cierta dificultad. Una persona arrogante por el contrario se va a centrar en quitarle importancia tanto al obstáculo que puede tener en frente como la persona con la que está hablando y precisamente por eso suelen ser personas que generan un poco de rechazo.

La humildad como definición de saber que ante cada obstáculo ante cada reto tienes que empezar desde cero y tienes que enfrentarte utilizando todos tus recursos y esa es la principal diferencia y el principal motivo por el cual nos gustan las personas seguras de sí mismas y nos generan rechazo las arrogantes.

Porque sentimos que las personas con confianza en sí mismo confía en sus posibilidades y sentimos que el arrogante se siente por encima del obstáculo y eso no es atractivo. Las personas humildes nos gustan tanto porque la humildad siempre va de la mano de la inteligencia y de la experiencia. Experiencia porque cuando has vivido lo suficiente, cuando has vivido muchas experiencias sabes;

  • Primero: Que no sabes mucho, no sabemos nadie de casi nada.
  • Segundo: Sabes que no hay obstáculo fácil
  • Tercero: Sabes que no hay rival débil.

Precisamente por eso la arrogancia peca de falta de inteligencia, de falta de empatía y por supuesto de falta de experiencia. Siempre que nos encontramos a alguien arrogante, casi siempre pensamos que esta persona no es consciente de lo mucho que hay que saber de todo, para de verdad sentirse un maestro en algo. Escribiremos muchos mas artículos para hablar de cómo aumentar la confianza en uno mismo pero hoy atacando a esos momentos que podamos sentir de arrogancia, de superioridad con respecto a los demás os voy a pedir un favor un ejercicio voy a invitar qué es el siguiente:

Las primeras tres personas que veas hoy, me gustaría que te preguntaras: ¿estas tres personas de que sabe más que yo? ¿que puedo aprender de estas tres personas? Igual que yo estoy convencido que yo puedo aportaros mucho conocimiento con el tiempo, de confianza, psicología, comunicación y habilidades sociales, estoy convencidísimo que cada uno de vosotros podría ser mi maestro en muchísimas otras áreas .