Como vivir con la incertidumbre

Vamos a hablar de un fantasma que genera ansiedad y angustia a mucha gente, el no saber qué nos deparará el futuro, el no saber si tengo el control de todas las cosas que tengo en mi entorno, de mi alrededor, es una cosa que llamamos incertidumbre y el aprender a convivir con la incertidumbre va a ser una asignatura necesaria para sentirnos bien en el día a día.

Un porcentaje muy alto de las personas con las que trabajo diariamente, sienten esa ansiedad de no saber qué les depara el trabajo, si tendrán pareja sin vivirán en otra ciudad dentro de cinco años. No es sólo el sufrir por la posibilidad de que les vaya mal, sino que sencillamente él no saber, el descontrol, el desconocimiento del futuro lo que nos genera esa angustia y esa ansiedad. La angustia se alimenta de ansiedad y la incertidumbre siempre vive en el futuro, la única forma que tenemos para enfrentarnos a la incertidumbre es vivir con pasión saborear el presente, darnos cuenta de que si nos centramos en las sensaciones que vivimos en el día a día que vivimos, en el ahora, será muy difícil que la incertidumbre empiece a gobernar nuestros días, por tanto contra la incertidumbre sólo podemos luchar con pasión con verdad y con escuchar lo que sentimos.

Esa ansiedad a la pregunta de si ¿en el mañana podría aprovechar mis grandes oportunidades? Hay que responderlas sencillamente con hoy voy a intentar aprovechar esas pequeñas oportunidades que me brindan día a día, y voy a intentar construir vías que me haga sentir orgulloso de quién soy. Yo por ejemplo cada día me pregunto antes de que vaya a dormir ¿Qué me gustaría haber hecho?

Te gustaría haber quedado con amigos para despejarte y para sentirte en conexión con las personas a las que quieres, te gustaría haber hecho deporte, te gustaría haberte hecho unas fotos con la ropa nueva que has comprado. Entonces aprovechando las pequeñas oportunidades que se nos brindan hoy es mucho más fácil enfrentarse a la incertidumbre del mañana.

Así que viviendo en el presente vamos a poder enfrentarnos con mucho más recursos al futuro precisamente por eso yo te pregunto: ¿Qué vas a hacer hoy por ti?

Yo te invito a que todos los días empezando por hoy, empezando por ahora cuando acabes de leer este articulo, es preguntarte: ¿Qué puedo hacer yo hoy por mí mismo? ¿Qué puedo construir yo hoy que sencillamente presente bienestar?