Gestionar el rechazo

El halago del no, es una herramienta de comunicación que nos sirve para corto plazo gestionar un rechazo, convertirlo en algo positivo y cómodo y a largo plazo sembrar una calidad de comunicación y de honestidad entre las dos personas o más personas. El halago del no, se basa en que nos fastidia o no nos gusta que nos digan que no, pero mucho peor es que nos digan que sí, para luego cancelar o para hacerlo pero de mala gana o para luego arrepentirse.

Entonces es una forma de cuidar de esto, entonces voy a intentar por ejemplo proponerte algo ¿te apetece bailar ahora mismo?. Pues bien el halago del no comunicaría algo como lo siguiente, pues bueno gracias por ser honesto porque me puedes hacer mal que no bailemos, cuando a mi ahora es lo que más me apetece, mucho peor sería que bailemos para que luego tu te arrepientas o sin que realmente te apetezca. Así me garantizas que siempre que bailemos, sea porque realmente quieres.

Pongamos por ejemplo que mi pareja y yo hemos quedado el Jueves para salir, y de repente tenemos una cita pero, realmente me dice: mira es que el Jueves al final, me gustaría quedar con mi amiga Marina porque se va de viaje y quiero quedar con ella. Bueno pongamos que yo entonces le hecho en cara que habíamos quedado, que he cancelado planes, me enfado y que ella al final pues sale conmigo.

Al siguiente Jueves cuando hacemos planes y cuando sale conmigo lo hace porque realmente quiere o por miedo a que sabe que es si me cancela me voy a enfadar, pues bien cada vez lo sabemos menos, no podemos estar seguros ni una cosa, ni de la otra. Sin embargo, vamos a aplicar el halago del no, si me dice: pues me gustaría este Jueves salir con mi amiga Marina, pues mira gracias por decírmelo porque me puedes saber mal que no salgamos este jueves cuando a mi me apetecía hacer un plan contigo, pero mucho peor sería que salgamos cuando estás pensando en que te apetece estar con tu amiga.Así me garantizas que siempre que hacemos planes, siempre que quedamos es porque realmente los dos queremos.

¿Hay alguna forma de convertir el halago del no en algo estructurado?

Lo ideal es alcanzar una naturalidad por medio de comprender de qué va el asunto, pero para ir aplicando lo podemos entender que hay una cierta estructura. Por ejemplo alguien a quien le pido el teléfono, ya puede ser a nivel profesional, a nivel de que es una persona que me agrada y me dice que no, que no me quiere dar el contacto del teléfono. Pues diríamos en primer lugar: gracias por decírmelo, en primer lugar agradecimiento. Convertir lo que ha sido algo incómodo, porque un rechazo es incómodo.

Agradecer la honestidad: gracias por decírmelo porque aunque me puedes saber mal que no estamos en contacto cuando me apetece volver a vernos, es decir: hablo de lo que yo quisiera, asertividad, yo tengo que respetar mis propios deseos así como respeto a los del otro. A mí me da igual que me digan que no, yo expreso que me sabría mal, porque me gustaría volver a vernos.

La tercera parte: gracias por decírmelo porque aunque me puede saber mal que no estemos en contacto cuando me gustaría volver a vernos, mucho peor sería que nos demos el contacto para que luego me bloquees, para que no me contestes y así me garantizas que siempre que nos demos algun tipo de contacto, será porque realmente los dos queremos.

Es decir en esa tercera parte hablamos de las consecuencias positivas que tiene que haya sido esa persona honesta, eso va a sembrar mucha calidad en la comunicación, ha convertido algo negativo, incómodo en algo positivo y además tú mismo en el futuro te puede venir muy bien cuando tengas que expresar una negatividad porque se esta estableciendo un marco de honestidad y de libertad entre las dos personas lo cual es muy atractivo y muy cómodo.

Habitualmente y equivocadamente en comunicación entendemos que el rechazo o el no, es el punto final de una propuesta o el game over de la propuesta, tenemos que entender que con nuestra comunicación, tenemos que acercar las posturas para que sea, lo más atractivo posible comunicarse con nosotros.

A nivel profesional por ejemplo tú puedes mandar un presupuesto y que te digan que no y utilizar esta herramienta.