Subjetividad: Como conectar más con la gente

Hoy te quiero a hablar de algo que me apasiona que es la comunicación emocional, los que me seguís un poco seguro que ya me habéis escuchado decir que la comunicación es la arquitectura de nuestra realidad. Es en función de cómo elijamos nuestra forma de comunicarnos con el mundo, vamos a establecer una relación totalmente distinta.

La subjetividad

Y hoy dentro de la comunicación emocional vamos a hablar de la subjetividad, la subjetividad es la manera más fácil de comunicar y ser coherente con lo que soy y lo que siento.

Que rasgos tiene y para que sirve

¿Los hombres perdemos masculinidad por comunicarnos emocionalmente? Lo vamos a ver antes que nada, la subjetividad tiene una finalidad y un objetivo prioritario y es convertir mi mensaje en un mensaje indiscutible.

¿Porque conseguir un mensaje indiscutible? Pues porque cuando yo hablo desde la subjetividad, es decir desde mi propia perspectiva, nadie puede discutirme mi opinión, mi percepción, mis creencias, mis sensaciones.

Pueden compartirlas más o compartirlas menos pero desde luego al no hablar desde verdades absolutas toda mi comunicación pasa a ser indiscutible. Además de más flexible porque si yo hablo de cómo son cosas te doy poco pie a que tu opinión tenga relevancia en lugar de si yo te hablo de mis creencias es un mensaje más flexible y da pie a que tus creencias también pueden alimentar las mías.

Para convertir cualquier mensaje en un mensaje subjetivo tengo dos formas de hacerlo el primero añadir antes de decir lo que lo que voy a decir, añadir frases como en mi opinión bajo mi punto de vista desde mi perspectiva por lo tanto ya estoy dando pie a que la persona entienda que es flexible y que es lo que yo pienso.

La segunda forma de conseguir que mi mensaje sea su objetivo es añadir siempre verbos subjetivos como por ejemplo intuyo pienso, creo, siento, sois dais cuenta en los dos casos estoy dando la suficiente apertura a mi mensaje para que lo que la otra persona aporte sea igual de válido que lo mío.

En definitiva con la subjetividad lo que conseguimos es que nuestro mensaje sea flexible a la opinión de la realidad de la otra persona y que podamos crecer y aportarnos creencias juntos.

Espero que a partir de hoy empieces a utilizar más la comunicación subjetiva porque vamos a conectar de una manera más fácil y más rápida con los demás.